jueves, 17 de septiembre de 2009

"Camarones míos"

El marisco de hoy es el más famoso de todos, el camarón que se lleva la corriente.

Esta receta es la que ha hecho mi madre desde que tengo memoria, porque a ella le fascinan, y a todos en mi casa también. Cuando yo estaba carajilla ella pasaba a comprar a un lugar en Cañas donde criaban camarones de río a precios que según recuerdo eran tremendamente baratos, entonces se traía una hielera para Tilarán y nos dábamos un festín! (hasta la gata se deleitaba porque a veces en la hielera venían un par de pecesitos chiquititos y se volvía loca cuando se los dábamos).

Pero weno, yo nunca como camarones porque son carillos, y un día en el super decidí que iba a hacer lo que me dijo mi amiga Valeria, cocinar una receta que lleve camarones, compro unos 5 grandotes por persona, y los pongo encimita de la comida, pero me di cuenta de que no todos los camarones son TAN caros, y me compré más bien 15 camarones pink para el hombre, y 15 para mi, a unos 100 colones el camarón, o sea 3 mil pesos en total, que la verdad está bastante bien (para una cenita de vez en cuando).

Decidí hacer la receta de mi mamá porque de verdad me encanta, yo no se de donde la sacó, pero le dice, también desde que tengo memoria los "camarones míos", así que supongo que son de ella.

Ingredientes:

• Una cebolla mediana picada o en julianas (o como guste, yo la hago en julianas para que el hombre se las pueda sacar, porque no le gusta)
• 3 c. ajo
• Camarones a su gusto, en este caso, son los 15 de cada uno de nosotros, más 10 de mi hermano, o sea, 40.
• 3/4 de taza de vino blanco
• 1 consomé de camarón
• Pimienta al gusto
• Mayonesa
• Salsa de tomate
• 1 C. de mantequilla

Preparación:


1. Hay que marinar los camarones con el vino, la pimienta y el consomé, puede ser el tiempo que quieran, una media hora mientras se pican las cebollas y se hace la ensalada y el fresco o algo así, nada más recuerden que si es mucho tiempo, es mejor meterlos en la refri.

2. Freír en la mantequilla la cebolla y el ajo, apenas hasta que se cristalicen, cuidado se doran más de la cuenta.


3. Incorporar los camarones SIN EL JUGO (este se guarda para más tarde). El toque de los camarones es que se cocinan muy rápido, y si se dejan más de la cuenta se encojen y se pueden poner chiclosillos, así que hay que estar pendientes. Hay que esparcir bien los camarones en el sartén, si es necesario, hacer en varias tandas, para poder darles vuelta uno por uno apenas se pongan rosaditos del lado que se está cocinando.

4. Una vez que se cocinan por ambos lados, hay que apartarlos hacia los bordes y hacer un hueco en el centro, en ese hueco se echa el jugo. que se empieza a poner rosado apenas se calienta, e incorporarle la salsa de tomate y mayonesa al gusto. Más o menos yo diría que es 1/4 de taza de cada uno, pero de verdad que es al gusto, porque depende de que tan dulce/espesa/líquida les guste la salsa. La mayonesa forma grumos, nada más hay que seguirla moviendo/batiendo hasta que esté bien diluída.

Se revuelve todo lo demás y se prueba sal y pimienta para hacerle, o no, los ajustes necesarios.

Y listo!! Vieron que sencilla? y es que de verdad, es tan buena con un arroz recién hecho y calientito!

4 comentarios:

Capricornio dijo...

Así no más?...es como un cevichito caliente!!

Pues yo me he decidido a comprar sin pelar que son más baratos, aunque luego me lleve como media hora pelando. Claro con las cáscaras se hace un buen caldo para el arroz...

Super, me gusta esta receta, de verdad son "tuyos" esos camarones...

guipipia dijo...

Pues si, esa sería una buena descripción, es como ceviche caliente! Pero el sabor es muy diferente, hay que probarlo!

Y yo también compro los camarones sin pelar!

Anónimo dijo...

wow eso suena delicioso y con lo que me gustan los camarones, voy a probarla... ahi te cuento como me fue y si le doy una buena cena a mi novio ahora que nos casamos!!!

guipipia dijo...

Casi un año después, pero felicidades por el matrimonio! Ojalá te hayan quedado ricos los camarones, saludos!

Publicar un comentario