lunes, 21 de junio de 2010

Pechugas de pollo rellenas con nueces y canela

Plato fuerte de la cena del día del padre:


A qué se les antoja?

Este pollito, como les conté en el post anterior, es del Gran Libro de Recetas Afrodisíacas que me regaló Lena. Todo raro una receta de un libro así para el día del padre, pero es que de verdad son como recetas normales, claramente, pero con ingredientes que se consideran afrodisíacos. En este caso, la nuez de Brasil, dice el libro, que en algunas culturas es tradición comerla en el banquete de boda o en cestitos en la cama de los novios.

Algunas cosas el libro las explica super bien,  y después les voy contando según vayan saliendo en las recetas, pero en este caso está como chino, porque no hay justificación más que un asunto de costumbre. Además, jeje, yo no usé esa nuez, usé maní, y entonces se cancela la carajada rara.

Y bueno, esto es realmente pollo con stuffing, parecido al tradicional con el que se rellenan los pavos navideños, pero diferentito (y sin pasas, porque odio la comida salada con pasas y ciruelas y así). Además de que no se utiliza el pollo o pavo entero, lo cual hace que sea un poco más seco, pero también más conveniente porque se pueden hacer porciones más pequeñas y controladas, además de que no tiene huesos, los cuales sinceramente me dan chicha.

La cantidad realmente es bastante, a menos de que se haga sólo la porción con ensaladita, o un poquito de arroz, pero con entrada de Crema de hongos mixtos, es para reventarse! Los 3 dejamos un poquito, y mi papá se lo llevó para almorzar hoy.

De verdad, las nueces en la comida me encantan, me fascinan, en todo, el crujientito lo amo, y me hace feliz, así que el stuffing lo adoro, y en esta receta es un saborsísimo.

Esta cantidad es para 4 porciones, le hice varios cambios a la del libro (que originalmente se llamaba "Pollo del amante arrollador"), y quedó menos cara y yo diría que muy rica.


Ingedientes:

• 2 pechugas de pollo grandes
• 170 gr. de nueces varias al gusto (yo usé manicito)
• 2 cebollas pequeñas
• 1/2 tz de vino blanco
• 2 cditas de canela molida
• 3/4 de taza de leche
• 1/2 taza de caldo de pollo
• 3 rebanadas de pan cuadrado
• Sal y pimienta negra
• Aceite de oliva

Preparación:


1. Primero que todo hay que preparar el pollo. Para prepararlo hay que primero cortar las pechugas a la mitad. Cada mitad se toma y se abre por la parte más gordita. Para hacerlo no es necesario un cuchillazo, porque el pollo es muy suave. Yo lo que hice fue abrir un poqui con el cuchillo y continuar con la mano para asegurarme de no seguir directo, y si necesitaba ayuda del cuchilo otra vez, lo usé para abrir camino. Salpimentarlas y reservar (si las salpimientan y guardan un par de horas antes queda mejor).

 2. Después, picar la cebolla bien bien fina.

 3. Demigar el pan y remojarlo en la leche.


4. Hervir las nueces en agua por 30 minutos.

5. Escurrirlas, botar el agua y trocearlas finamente.

6. Freir la cebolla hasta que se critalice. Precalentar el horno a 350ºF.


7. Agregar las nueces y cocinar 2 minutos.

8. Agregar el pan, espolvorear con canela y revolver bien. Formar una masa compacta.

9. Rellenar cada porción de pollo y untar su superficie externa con aceite de oliva.


10. Colocar las 4 pechugitas en un molde para horno y cubrir con el caldo de pollo y vino blanco, asegurándose de bañar bien las pechugas.

 11. Hornear por 40 minutos metiendo mano de vez en cuando para bañar las pechugas con el caldo.

Y ese sería el delicioso plato principal de la cena del día del padre. XD!

 


Les prometo que les gusta!!

2 comentarios:

silvia dijo...

Se van para favoritos....espectaculares ya solo el pollo con canela me apasinan.Graciaaas.

Cariños

guipipia dijo...

Gracias a vos por pasar! =D!!

Publicar un comentario