lunes, 20 de septiembre de 2010

Rincón Corobicí

Pues bueno, por facebook les estuve contando hace unas semanas que estuve de viaje en Guana por el brete. Más específicamente tuve una gira fotográfica a Liberia/Bagaces por 2 días, 1 noche, en la que fui a comer a varios lugares, y uno de ellos es Rincón Corobicí, que queda a unos km después de Cañas en sentido Cañas - Liberia.


A este lugar había venido ya bastantes veces, no me acuerdo demasiado, pero si se que había venido, especialmente porque la casa en la que crecí y viví toda mi vida infantil-adolescente queda a unos 30 minutos en carro. Yo recuerdo perfectamente estar ahí con mis hermanos y mis papás jugando en el zacate a la par del río, y es una imagen que tengo en mi mente y se que nunca se va a borrar.


Esta vez salimos de una producción fotográfica cansadísima y asoleadísima, en la que anduve en cajones de carros por un montón de fincas en un medio día liberiano de esos de muerte. La producción terminó despuecito de la 1 de la tarde y nos estábamos muriendo (Karla, Luis y yo) de hambre, cansancio y calor. Y partimos, con la idea de pasar a Monteverde de nuevo, pero sabiendo que no lo íbamos a lograr. Donde podemos comer? Preguntaron levemente dirigiéndose a mi, que soy de la zona. Y mi respuesta: Pues hay un lugar que queda por Cañas, se llama Corobicí creo, me acuerdo que yo iba carajilla, pero fácil tengo 6 años de no ir, me acuerdo que la comida es rica, pero no se qué tanto, ni por donde pueden estar los precios...

Ni importó, además de que confiaron en mi, fue el primer lugar que vimos de camino y paramos sin pensarlo dos veces. Cuando entramos yo sentí un leve susto, porque se veía muy lindo, y muy turístico, y sentí que nos había embarcado, que era muy caro, que no nos iban a atender bien, y que la comida tal vez no iba a ser la más rica. Por dicha estaba equivocada! El mesero que se nos acercó nos trató super bien (que alivio!), inmediatamente todos pedimos limonada, y yo pedí la mía licuada con hielo (mmmm!), sin ni medio pero me la trajeron así, y ya con eso me enamoré del lugar.


Nos dieron los menús, no era un lugar barato, pero no era caro, al final entre los 3 gastamos alrededor de ¢16.000, lo que me parece un precio decente para un lugar tan rico, eso sin ni siquiera tomar en cuenta la delicia de comida!!

Karla y yo pedimos los camarones empanizados:


DELICIOSOS!!! Yo es que amo los mariscos, seriamente los amo, e igual estoy acostumbrada a que cuando uno normalmente pide en un restaurante normal ese plato, los camarones suelen estar levemente sobrecocidos y el empanizado con mucho condimento, pero en este caso me sorprendí al probar un plato perfectamente condimentado, con buen sabor a camarón, pero super crujientes, acompañados de una salsa tipo tártara y salsa rosada, la cual aparentemente es especial de la casa y me supo deliciosísima! Creo que lo que le agregan es un poco de aceitunas, pero no estoy segura, lo que se es que el sabor además de ser el conocido sabor de la salsa rosada, tenía un sabor muy particular y agradable.


Luis por su lado se pidió un pollo a la plancha:


Grandote y riquísimo, apenas jugosito, con su buena ensalada y vegetales y perfectamente cocido (bien cocinado y jugoso por dentro, dorado por fuera).

Ambos platos y un par de limonadas cada uno nos dejaron a todos muy satisfechos y realmente felices por haber elegido parar ahí.

Y yo me sorprendí un poco al ver que el área verde es justo como la recordaba:


La terraza soleada se veía deliciosa, pero más aún debajo de ella los árboles, el zacate verde y riquísimo, y un play para los güilas. Excelente para un paseo dominguero en familia! Y además de eso organizan viajes de rápidos para extranjeros y locales, así que fue muy agradable ver familias turistas grandes llegar llenos de adrenalina después de un buen rafting a comer al restaurante felices de sus vacaciones en Costa Rica.

Y saben qué? No pregunté la razón, pero en el restaurante tenía una parrilla que se veía prometedora, y nada más me imagino una noche en ese lugar con las antorchas encendidas y un parrillero cocinando una buena carne! =D!!


Definitivamente un lugar delicioso y de buen precio, al que pienso volver!

3 comentarios:

Capricornio dijo...

Muy buena reseña, creo que es meritorio el trabajo de presentar tan objetivamente la presentación de los lugares que visitas.
Este rincón, que parece no ser tan pequeño, lo dejas como una clara invitación a visitar. La comida que rica que se ve y me gustan los lugares "ventilados"..frescos.
Me alegro que la hayan pasado bien.!

Anónimo dijo...

QUEREMOS RECETAS NO FOTOS

guipipia dijo...

¡Hola! El blog es sobre reseñas de lugares y recetas. Hay muchas que podés ver, y si querés preparar, pero algunos de los posts son sobre mis experiencias en varios restaurantes o eventos, si querés te los saltás, pero para algunas personas son útiles a la hora de elegir en donde comer, o en donde no hacerlo.
¡Saludos!

Publicar un comentario