lunes, 6 de julio de 2009

Pollo con Ajo y Pimienta

A mi el ajo no me gusta(ba), porque viví con una tía que lo amaba, al punto de que en la sopa de lentejas salían ajos cocinados enteros, en al arroz, en los frijoles, en todo... "que rico, un pedazo de huevo duro en la sopa..." y morderlo para que terminara siendo un pedazo de ajo para mi siempre fue desagradable.

Pero bueno, el asunto es que de repente hace poco empecé a volver a usar el ajo para cocinar, por poquitos y con temor, pero volviendo a tomarle el gusto.

Y un día de estos tenía un pollo descongelado para hacerle sopa al novio enfermo, pero el novio enfermo se curó, y ya no tenía sentido hacer sopa, así que busqué en un librito de recetas que me compré en al Hiper, que se llama como "Salteados Sabrosos" (sabrosos fijo no era, pero no me acuerdo, valía como ¢1.650). En ese librito, que tiene muchas recetas sencillas y de verdad sabrosas, más que todo asiáticas, me encontré esta, y me sonó más que rica, así que la hice y hasta me pareció que le hizo falta ajo, porque quedé curada del desagrado al ajo.


se me pasó un poquito el dorado del pollo por estar haciendo el Mousse de Zapote...

Ingredientes:

• 1 pechuga de pollo grandota, o sea, como 600 gr.
• 4 dientes de ajo
• 1 c. de granos de pimienta
• 1/2 taza de vino blanco
• 1/2 taza de caldo de pollo
• 1 c. de salsa de soya
• Pizca de sal

Preparación:

Las pechugas hay que separarlas en porciones, a mi me gusta sacarle fajitas grandes, nada más tajadeando la pechuga gordota en tiras, y sirvo 2 o 3 por persona.

Se machaca el ajo y se corta en tiritas como de 2 mm. de ancho. Se estripan los granos de pimienta con mucho cuidado porque pueden salir volando. Esto es importante, porque el ajo y la pimienta así saben mejor y más fuerte, y para esta receta es bueno que quede en pedacitos, así que no sustituyan por pimienta molida, ni en polvo, ni por ajo en polvo o esas cosas.

En un wok o sartén se calienta aceite y se fríen los ajos con la pimienta hasta que los ajos se empiecen a dorar. Es rico que queden acarameladitos, pero los ajos quemados saben amargos, así que cuidado!

Se incorpora el pollo y se fríe con un poquitito de sal hasta que esté bien dorado y rico, después se echa el caldo de pollo y el vino, con la cucharadita de salsa de soya, y se deja hervir después de revolver bien, hasta que se reduzca el líquido. Yo le dejé un poquito de salsita para acompañar el pollo.

Ya, lo serví con arroz fresco, cada pedazo de pollo con ajo y pimienta encima y un poquito de líquido, riquísimo!!

1 comentarios:

Capricornio dijo...

Yo uso bastante el ajo en la cocina. Pero sí es muy cierto que un ajo entero y cocinado es bien feo. Guàcala. Picadito y añadido después de sofreir otros olores, es delicioso con frijoles arreglados, con carne o una salsita de tomate. Yo le agrego 1 entero al arroz, pero al estar listo, es lo primero que saco y voto.

Ese librillo del hiper pues dió buen resultado. Se me antoja pero con poquita pimienta...
PD. Ya amplié mis frijoles Guipipia...puedes ver la entrada.

Publicar un comentario