lunes, 13 de diciembre de 2010

Cacerola de salmón y camarones

Esto, amigos y amigas, es uno de esos platos que yo veo, e inmediatamente tengo que prepararlo y comerlo. Es demasiado tentador para ser verdad!


Y de hecho, así fue como sucedió. La receta es originalmente de Pilar, de La Cocina de La Lechuza. Yo sigo ese blog ya hace un tiempo, y me gustan muchísimas de sus recetas. Sigo en general muchos blogs de cocina, especialmente españoles (porque hay miles de blogs de cocina españoles), pero apenas vi esta receta el jueves pasado decidí que tenía que cocinarla lo más pronto posible, y eso hice. A medio día fui al super y me compré el salmón y los camarones, los tenía en la refri de la oficina ansiosa por llegar a prepararlos en la noche, pero tuvimos la emergencia en el trabajo de la que les conté en el post anterior, y terminé saliendo de la oficina pasadas las 12 de la noche, así que el viernes, todavía cansada del día anterior, y con ganas de chinearme a mi misma, llegué a las 6 de la noche directo a la cocina.


Es un plato un poquito caro, porque el salmón es un pescado caro, y los camarones tampoco son muy baratos que digamos, pero muy satisfactorio, y de verdad muy sencillo de preparar.

Pilar lo tiene en su blog como un plato navideño, porque en España, en Navidad se comen mariscos (hasta que siento unos celos que me recorren todo el cuerpo!), pero acá no es de Navidad. Además, ella lo sirve en recipientes individuales, puntualmente en conchas de vieiras, pero acá yo lo hice en un recipiente más grande. Si se usasen recipientes pequeños para horno, ramekins, sería una entrada perfecta para una cena, y si no, también es excelente como plato principal.

Disfruten!


Cantidad: 4-5 porciones

Ingredientes:

Mariscos:
• 250 gr. de salmón fresco
• 150 gr. de camarones (yo pedí 10 camarones pink, y eso fue lo que pesaron)
• 2 cebollas medianas picadas en trozos grandes
• 3 ramas de cebollín en rodajas
• 2 dientes de ajo picados fino
• Sal y pimienta al gusto
• Aceite de oliva al gusto
Salsa bechamel: 
(receta de foodnetwork.com)
• 3 cdas de mantequilla
• 3 cdas de harina
• 2 tzs de leche
• 1/2 cdta de nuez moscada en polvo
• Sal y pimienta al gusto
Otros:
• 1/4 de tz de queso parmesano rallado
• 1/2 tz (más o menos) de pan rallado (para empanizar)
• 1 rama de cebollín en rodajas

Preparación:


1. Primero que todo vamos a preparar la salsa bechamel derritiendo la mantequilla en una olla pequeña a fuego bajo, y agregándole la harina para que se forme una masa con los dos ingredientes, la cual vamos a dejar cocinarse por unos 5 minutos a fuego medio, moviendo constantemente para que no se queme.

2. Mientras esperamos, calentamos la leche en una olla aparte, hasta que esté a punto de ebullición (con burbujitas pequeñas), y una vez que ambas cosas están en el estado deseado, agregamos la leche a la mezcla de mantequilla y harina una taza a la vez, dejamos hervir revolviendo constantemente hasta que esté con la contextura adecuada. Para esta receta la ocupamos un poco espesa. Luego agregamos nuez moscada, y sal y pimienta al gusto.


3. Ponemos a precalentar el hornito a 200ºF. Luego partimos tanto los camarones como el salmón en cubos pequeños, dejando 3 camarones para la decoración.

4. En un sartén calentamos el aceite de oliva, y en él freímos la cebolla y ajo.

5. Una vez cocinados, agregamos los mariscos y sazonamos con sal y pimienta al gusto. Los dejamos cocinar un poco, pero no hasta que estén, puesto que queremos que se terminen de cocinar en el horno, y  no queremos que se sequen mucho.


6. Una vez que esté todo, colocamos la cebolla y mariscos en el molde.


7. Cubrimos con la salsa bechamel, y colocamos encima el queso parmesano rallado.

8. finalmente, cubrimos con el pan molido y el cebollín que nos queda, y horneamos unos 20 minutos, hasta que el pan y el cebollín se empiecen a dorar.

9. Mientras tanto, freímos en un sartén con mantequilla y sal los camarones restantes.


10. Una vez que esté la cacerola, la retiramos del horno y decoramos con los cebollines.


Y ya! Es tan fácil que hasta da chicha!
Yo me la comí con un poquito de arroz, porque no pude soportar la tentación de esa salsa con un arrocito recién hecho, mmm!

Además, me lo serví en una dulcera individual, para probar como se vería de entrada, lo malo es que cuando me la terminé estaba tan llena que definitivamente la cantidad que me serví no era de entrada.



Y por cierto, esta es la receta #100 del blog! XD! Eeeh! Felicidades blog!

3 comentarios:

JuanPa dijo...

Felicidades... yeeeeeeeeiiiii! que hambre!!!!!!

guipipia dijo...

jajaja! Gracias!!!

Capricornio dijo...

Como comen mariscos los españoles y las grandes variedades que se dan por esos lados!!! Te apuntaste muy bien con esta receta. Pordicha mi paladar adora los mariscos.
Hace unos días tuve el chance de almorzar en el hotel Buganvillea en Heredia, justo una ensaldad de salmón, pero lo que propones supera en mucho lo que disfruté.
Me gustó la última foto...deberías explotar más la cámara nueva con imágenes así !!!

Publicar un comentario